10 Flores para el invierno

Una vez llega el invierno pensamos que nuestro jardín o terraza ha perdido todo interés. Pues en muchas ocasiones aún quedan hojas del otoño, hace frío para disfrutarlo o simplemente la estación nos invita a estar dentro de casa y dar la espalda al exterior. Aunque no hay que olvidar, que en muchos casos los aledaños de nuestra vivienda influyen sobre nuestro estado de ánimo, o incluso, influyen de alguna manera sobre el interior. Por ejemplo, cuando entramos en casa y atravesamos un jardín que está florido y organizado, por mucho invierno que sea nos alegra la entrada. O cuando miramos por la ventana y vemos que ahí están esas flores con sus colores aguantando el frío exterior. Solo estos colores pueden ayudar a dar una chispa de alegría al rancio invierno.

Es por eso que te proponemos 10 flores para la estación del frío y la excusa perfecta para arreglar tu jardín, pasar una buena tarde e impresionar a tus visitas.

  1. Viola odorata (violeta perfumada): Estas violetas prefieren los suelos húmedos, es algo que no le debe de faltar y son resistentes tanto al frio como al calor. Los colores de las flores suelen ser azul violeta, aunque las podemos encontrar blancas y rosáceas. Además podemos aprovecharla como medicinal y sus flores nos pueden alegrar algún postre con chocolate.
  2. Viola x wittrockiana (Pensamiento): Todos conocemos los Pensamientos, está flor típica del invierno y con gran cantidad de colores. Familia de la anterior. Seguro que le encuentras semejanza.
  3. Bergenia crassifolia (Hortensia de invierno): Planta tapizante que con el invierno vuelve sus hojas color broncíneo. Emite unos ramilletes de flores rosas muy interesantes. Especialmente para sol o semisombra. Cuidado pues sus hojas y flores son tóxicas.
  4. Galanthus nivalis (Campanillas de invierno): La Campanilla de invierno es una flor pendular muy bonita de color blanco, que necesita estar a semisombra y en zona húmeda.
  5. Primula acaulis (Primavera): Las prímulas pueden ser las reinas de invierno, junto con el Alhelí, por la cantidad de colores en las que está disponible, la duración de la floración y porque son las primeras en florecer, de ahí su nombre. Cuidado pues no soporta bien las heladas y deben estar a semisombra. Muy bonitas, aunque sensibles al calor.
  6. Cheiranthus spp. (Alhelí): Espectacular por su cantidad de flores, colores y sobre todo por su especial fragancia. Fácil de cultivar y que nos puede llenar de alegría.
  7. Narcissus dubius (Narciso blanco o Nadaleta): Nadaletas es como se les conoce en la zona de Castellón y hace referencia a que estos Narcisos aparecen en la época de Navidad hasta marzo (aunque este año llegan un poco tarde). También se le conoce como Nadaleta, por extensión, a otros Narcisos que nos ofrecen una gama de colores más amplios al blanco. En muchas zonas del Levante crecen de forma silvestre. Si encuentras alguna silvestre, dime a qué te recuerda su olor.
  8. Cyclamen persicum (Ciclamen): El Ciclamen en colores rojo, blanco, rosados o azul claro, son plantas muy fáciles de mantener en sombra y semisombra y que pueden florecer desde octubre hasta finales de mayo.
  9. Calendula officinalis (Caléndula): En zonas con inviernos suaves suele florecer al igual que durante la primavera-verano. Los colores van desde el amarillo hasta el naranja. Destacarán en zonas soleadas y bien drenadas.
  10. Helleborus niger (Eléboro negro o Rosa de Navidad): Esta planta con una flor espectacular blanca. Florece en invierno en sombra o semisombra. Suelos húmedos bien drenado y no tolera la sequedad. Cuidado porque aunque tenga propiedades farmacológicas es bastante tóxica.

¿Te animas a mejorar tu entorno?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Último trabajo de Origen Paisajismo en la Costa de Azahar

 

Desde Origen paisajismo os invitamos a ver uno de nuestros últimos trabajos realizados en la zona de costa Castellonense.

Como siempre, comenzamos con la entrevista con el cliente para detectar sus gustos, preferencias y forma de vida, para, de ese modo, adaptar el diseño a su modo de vivir y relacionarse con el espacio exterior.

En este caso, una familia excepcional y muy activa, con una tendencia a lo oriental, lo mediterráneo y algo de inspiración eco-natural. Desean tener un espacio más o menos diáfano, donde poder pasar tiempo con sus mascotas y a su vez elegante. Con muy poco mantenimiento. Habían estado acostumbrados durante muchos años a la pradera de cespitosas y estaban ya cansados, y deseando un cambio.

La parcela se distribuye en tres zonas algo diferenciadas, una la zona de entrada o bienvenida, zona más estancial, y por último, una parte trasera que es de paso ocasional y se asemeja más a un patio.

Zona de entrada antes de la intervención

Zona de entrada antes de la intervención

Zona de estar antes

Zona de estar antes

Zona de estar antes

Zona trasero patio, antes de la intervención

Zona trasero patio, antes de la intervención

Por deseo expreso de los clientes se han utilizado plantas en su mayoría autóctonas y con poco mantenimiento. Es por ello que la mayoría de los vegetales seleccionados son igualmente medicinales, aromáticos y/o condimentarios. Y a su vez, carecen de caída importante de flores u hojas que puedan complicar el mantenimiento del jardín.

Desde el punto de vista formal había una tendencia marcada hacia el minimalismo, aunque finalmente se ha optado por dar un toque más natural, con los colores, texturas y materiales utilizados. Es por ello que se ha pensado en gravas, madera para las borduras y colores muy cercanos a la tierra que nos rodea. Y finalmente estas son las imágenes que se le presentaron, para visualizar totalmente el jardín.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También nos sugieren la idea de realizar un jardín de inspiración Zen en la entrada de la casa. Como hándicap en esta zona existían tocones de antiguas palmeras que por diversas circunstancias se decidió no retirar, habría que camuflar algunas y otra aprovecharla como pedestal para colocar una pequeña figura de un Buda para dar la bienvenida a los visitantes.

Es igualmente importante señalar, que la vegetación no tiene solamente funciones estéticas y ornamentales o usos medicinales y/o codimentarios, además tiene una función barrera, para evitar que hojas y suciedad pueda ser arrastrada hacia zonas de gravas, por los fuertes vientos que se dan en la zona.

A su vez se han tenido en cuenta, la elección de pavimentos para algunos pasillos (en este caso adoquínes), el comportamiento y hábitat de algunas mascotas, así como las circulaciones y usos de las distintas infraestructuras de las que estaba ya dotado el jardín (como barbacoas, porches, entradas, vallados, etc..)

Finalmente y teniendo en cuenta que la flora no está totalmente desarrollada y por consiguiente no luce en todo su esplendor este es el resultado del proyecto realizado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Terraza frente a la playa en Oropesa del Mar.

Os presento el nuevo trabajo que ha realizado Origen Paisajismo para un cliente en Oropesa del Mar.

Parte de las condicionantes, es que el propietario deseaba una pequeña barrera visual que le diera más intimidad en su terraza, pero a la vez poder disfrutar de las impresionantes vistas de primera línea que poseen. Además quería integrar vegetación que implicase poco mantenimiento. E hizo hincapié en que quería sentir el rumor del agua “Como si fuese un manantial de montaña”,  fueron exactamente sus palabras.

Es de esta manera como en Origen Paisajismo nos ponemos en marcha para elaborar una serie de propuesta que fuesen atractivas para el cliente. Le proponemos una fuente seca sobre gaviones decorativos, que a la vez contenga  un pequeño muro verde. A él le parece una gran idea y proseguimos. Elegimos plantas resistentes al ambiente marino y de bajo mantenimiento como; Iberis sempervires, Phyllostachys nigra,  Eschscholzia californica y Festuca gautieri. Todas ellas en sus diferentes recipientes y jardineras. Y por último, amueblamos la terraza para poder facilitar los usos a los que el propietario está acostumbrado a realizar en la terraza.

Esperando sea también de vuestro gusto.

Un saludo desde Origen Paisajismo.

Más en www.origenpaisajismo.es

Nota:Para ver más grande y presentación pulsa sobre la imagen.

Glicina “Wisteria sinensis”

Siguiendo las indicaciones de la encuesta, el segundo grupo de plantas de jardín que más os ha interesado son las trepadoras. Un grupo de plantas muy interesantes que nos permiten combinar muchos efectos en jardines. Pues nos sirven para vestir muros, vallas, pérgolas… Y de esta forma arquitecturizamos, embellecemos y hacemos más cómodo nuestro jardín.

habiller-une-pergola

Es importante, llegados a este punto, definir lo que entendemos por planta trepadora. En el sentido estricto, la planta trepadora es aquella que utiliza ciertos órganos para poder progresar y/o adherirse  a un elemento vertical, como pueden ser; muros, vallas o troncos de otras plantas. Estos órganos, pueden ser; raicillas modificadas (como en Hiedras), zarcillos (como en Vides) o crecimientos en espiral abrazando el medio a trepar (como Glicinas o Madreselvas). También se incluyen, a veces en este grupo, las plantas sarmentosas, que aunque no disponen de medios para trepar, sus largos tallos permiten ser guiados y darle esa apariencia trepadora, por ejemplo; los rosales trepadores o Jazmín de Invierno.


Nuestra amiga Cristina, de Artana (Castellón), nos ha pedido que hablemos de una trepadora muy interesante. Su finalidad, es ver si esta planta es compatible con el lugar donde la quiere ubicar. Nos ha comentado que dispone de un amplio patio, bastante luminoso en verano, y querría plantar una Glicina “
Wisteria sinensis” como trepadora junto a una de las paredes del patio. Bajo esta premisa, he decidido escribir este artículo, para que entre todos podamos responder a sus inquietudes.

Descripción y utilización

La Glicina es una trepadora espectacular. Es una planta que con los cuidados oportunos, la podemos tener prácticamente en cualquier ubicación en la península Ibérica, debido a su rusticidad, aunque sea originaria de extremo Oriente.

La forma que tiene de trepar es girando o abrazando sus ramas alrededor del elemento de sustentación, con el posterior engrose de tallo. Esto es algo a tener en cuenta, pues en ciertos vallados o elementos arquitectónicos, debido a la vigorosidad de la planta, puede producir su rotura o desplazamiento.

Es una planta longeva y puede llegar a alcanzar más de 20 m de longitud, llegando a desarrollar un gran volumen. Sus raíces también gozan de una gran vigorosidad, lo cual, igualmente condiciona la previsión de su ubicación.pergolas-trepadoras-el-jardin-L-cEquKy

Ante estos condicionantes, está la extrema belleza de esta planta y en especial en periodo de floración. De sus ramas más jóvenes nacen una maravillosas flores en forma de racimo de color; violáceo, blanco o azul, y que nos pueden acompañar desde la primavera hasta el otoño.

Por tanto, a este espectacular vegetal le asignaremos un uso ornamental. No siendo usado para otros fines. Una precaución a tener en cuenta es que sus vainas o frutos son tóxicos.

Cuidados

Reproducción

La reproducción en general es sencilla, tanto sexual como asexualmente. El método sexual es el que conocemos como semillado, es decir, obtenemos las semillas de la planta madre que están dentro de las vainas (cuidado pues tanto la vaina como la semilla es venenosa), y se plantan en tierra fértil. Este método no se suele realizar pues no se nos asegura que la planta “hija” tenga las mismas características que las planta “madre”. Por otro lado, las Glicinas plantadas de semilla, tardan hasta 10 años en florecer.

Por otro lado, tenemos otros métodos asexuales (sencillos) para reproducirla; acodo, esqueje e injerto.537462206191273

El acodo es muy fácil de realizar en otoño, y consiste introducir una rama viva (con una pequeña incisión en la parte baja) en una pequeña zanja. Dejando la parte más cercana a la planta madre y la punta, fuera de la tierra y la parte con el corte dentro. Se tendrá la precaución de que no se salga de la tierra. Y a la primavera siguiente tendremos una nueva plantita enraizada.

En cuanto al esqueje, este se realizará en verano, cogiendo una ramita de madera suave. Preferiblemente se dejará 24 horas en agua con una solución hormonal y se implantará en una maceta bajo vidrio (o plástico que mantenga la humedad alrededor de la planta).

Ubicación

La Glicina es una planta muy rústica, así que nos va aguantar bien las heladas. La exposición solar que necesita es de pleno sol o a semisombra (hay quien recomienda un mínimo de 4 horas de insolación diarias).Glicina-Wisteria_floribunda

Una característica de esta planta va a ser su predilección por suelos ácidos, pues sino marcará clorosis férrica (amarilleo de las hojas). Si vivimos en una zona caliza, esto lo podemos solucionar con suelos muy orgánicos (o sustrato de Hortensias), riegos con aguas descarbonatadas y fertilizantes ácidos. Y para la clorosis, si se presentara, utilizaremos quelatos de hierro.

Es importante encontrar un lugar donde la planta pueda desarrollar plenamente las raíces y la parte aérea. Ya que está es muy vigorosa. Se puede cultivar en contenedor, pero los cuidados son mayores y en poco tiempo las raíces se harán con todo el volumen del contenedor. También en contenedor se puede dar algo de raquitismo y pérdida de floración.

Hay que hacer notar que esta planta por sí sola puede llenar un espacio. No es recomendable que esté junto a otras trepadoras pues le restarán vigor y protagonismo.

Riego

Se realizará un riego medio, conservando la humedad del suelo, pero sin que sufra encharcamientos, pues esto facilitaría enfermedades por hongos.

Como he indicado anteriormente, es preferible el riego con aguas no calcáreas. Sino, con el tiempo, alcalinizaríamos el sustrato que rodea a las raíces y es algo que queremos evitar.

Fertilización

3400513503_f1ebbce1bc

Preferiblemente con abonos orgánicos y durante el invierno, pues estos se transforman en materias ácidas que convienen a la planta. Deberemos de prestar especial atención a los abonados nitrogenados, pues darán vigorosidad a la planta pero le restarán floración.

Plagas y Enfermedades

En cuanto a enfermedades, la planta es sensible a algunos hongos, oídios, royas y virosis. Los oídios (manchas como ceniza sobre las hojas) y las royas (puntitos rojizos en las hojas rodeados de necrosis) son fácilmente controlables con los métodos tradicionales. En el caso de virosis (mosaico en forma de manchas o zonas con islotes verdes; más tarde se abarquillan por los bordes) y otras enfermedades como las que forman agallas en el cuello de la planta, hasta el momento no tienen cura y lo que se recomienda es la destrucción y quema de la planta.

Respecto a las plagas, esta bella trepadora es susceptible a pulgones, cochinillas fundamentalmente. Y las trataremos dentro de una estrategia y por los métodos explicados en otros post.

Poda

En cuanto a la poda es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta si queremos que nuestra Glicina luzca magnífica y emita gran cantidad de flores.

Hay que tener en cuenta, como en muchas trepadoras, que es mejor tener una rama principal o guía que haga el recorrido que nosotros queremos, y que de esta salgan ramas secundarias, a que desde principio hayan un montón de ramas, pues lo enmarañan todo y es difícil de mantener.

28-Wisteria-Tunnel

Teniendo en cuenta esta premisa la poda la dividiremos en dos; la de invierno y la de verano.

  • En invierno deberemos de dar forma a la enredadera, quitando las ramas que nos molesten y guiando aquellas que nos  interesen. En cuanto a los brotes de esas ramas, habrán dos tipos. Ramos cortos, llamados brindillas coronadas, llevan en el extremo una yema de flor que dará lugar a una inflorescencia. Se respetan todas. Y ramas largas, de las que sólo las yemas de la base dan flores. Estas últimas las cortaremos todas entre 10 y 30 cm de la base(dependiendo de las yemas que queramos dejar). Si no hiciésemos esto se enmarañaría y no daría tanta flor.
  • En la poda de verano se recortarán las ramas más largas dejándolas de unos 40 cm y quitaremos los ramos florales marchitos. Esto se realizará cada 15 o 20 días preferiblemente si queremos que nuestra Glicina esté espectacular, aunque se puede reducir a 2 veces en todo el verano, dejando a la planta un poco más “silvestre” y descuidada.

Precauciones

Esta elegante y bonita planta nos puede llenar de alegría un jardín siempre y cuando entendamos que tiene sus “inconvenientes” o más bien “incomodidades” como toda planta. Llevaremos precaución al elegir el sitio y el elemento por el que va a trepar, permitiendo poder acompañar siempre su vigorosidad. También tomaremos precauciones si hay niños o animales con sus vainas y semillas. Y por último, tendremos en cuenta que es una planta con mucha floración y de hoja caduca, que puede ser tremendamente bonito excepto para aquellos que no les gustan las hojas en el suelo.

En conclusión, ¿pensáis que nuestra amiga Cris podría tener esta planta en una patio? Animaros a participar, no importa que la respuesta sea la acertada, sino a hacer un poco de reflexión y diálogo.

Más info en:

http://www.eljardinbonito.es/fichas/glicinia-wisteria-sinensis-00.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Wisteria_sinensis

(video) http://www.hogarutil.com/jardineria/fichas/arbustos/201301/wisteria-glicina-18227.html

http://www.consultaplantas.com/index.php/fichas-de-plantas-de-la-s-a-la-z/401-cuidados-de-la-planta-wisteria-glicina.html

http://plantas.facilisimo.com/reportajes/arbustos/una-trepadora-llamada-glicina_183972.html#

Plantas que te gustan

Nota: Puedes elegir más de una opción o escribir algo que te interese y no esté.