Glicina “Wisteria sinensis”

Siguiendo las indicaciones de la encuesta, el segundo grupo de plantas de jardín que más os ha interesado son las trepadoras. Un grupo de plantas muy interesantes que nos permiten combinar muchos efectos en jardines. Pues nos sirven para vestir muros, vallas, pérgolas… Y de esta forma arquitecturizamos, embellecemos y hacemos más cómodo nuestro jardín.

habiller-une-pergola

Es importante, llegados a este punto, definir lo que entendemos por planta trepadora. En el sentido estricto, la planta trepadora es aquella que utiliza ciertos órganos para poder progresar y/o adherirse  a un elemento vertical, como pueden ser; muros, vallas o troncos de otras plantas. Estos órganos, pueden ser; raicillas modificadas (como en Hiedras), zarcillos (como en Vides) o crecimientos en espiral abrazando el medio a trepar (como Glicinas o Madreselvas). También se incluyen, a veces en este grupo, las plantas sarmentosas, que aunque no disponen de medios para trepar, sus largos tallos permiten ser guiados y darle esa apariencia trepadora, por ejemplo; los rosales trepadores o Jazmín de Invierno.


Nuestra amiga Cristina, de Artana (Castellón), nos ha pedido que hablemos de una trepadora muy interesante. Su finalidad, es ver si esta planta es compatible con el lugar donde la quiere ubicar. Nos ha comentado que dispone de un amplio patio, bastante luminoso en verano, y querría plantar una Glicina “
Wisteria sinensis” como trepadora junto a una de las paredes del patio. Bajo esta premisa, he decidido escribir este artículo, para que entre todos podamos responder a sus inquietudes.

Descripción y utilización

La Glicina es una trepadora espectacular. Es una planta que con los cuidados oportunos, la podemos tener prácticamente en cualquier ubicación en la península Ibérica, debido a su rusticidad, aunque sea originaria de extremo Oriente.

La forma que tiene de trepar es girando o abrazando sus ramas alrededor del elemento de sustentación, con el posterior engrose de tallo. Esto es algo a tener en cuenta, pues en ciertos vallados o elementos arquitectónicos, debido a la vigorosidad de la planta, puede producir su rotura o desplazamiento.

Es una planta longeva y puede llegar a alcanzar más de 20 m de longitud, llegando a desarrollar un gran volumen. Sus raíces también gozan de una gran vigorosidad, lo cual, igualmente condiciona la previsión de su ubicación.pergolas-trepadoras-el-jardin-L-cEquKy

Ante estos condicionantes, está la extrema belleza de esta planta y en especial en periodo de floración. De sus ramas más jóvenes nacen una maravillosas flores en forma de racimo de color; violáceo, blanco o azul, y que nos pueden acompañar desde la primavera hasta el otoño.

Por tanto, a este espectacular vegetal le asignaremos un uso ornamental. No siendo usado para otros fines. Una precaución a tener en cuenta es que sus vainas o frutos son tóxicos.

Cuidados

Reproducción

La reproducción en general es sencilla, tanto sexual como asexualmente. El método sexual es el que conocemos como semillado, es decir, obtenemos las semillas de la planta madre que están dentro de las vainas (cuidado pues tanto la vaina como la semilla es venenosa), y se plantan en tierra fértil. Este método no se suele realizar pues no se nos asegura que la planta “hija” tenga las mismas características que las planta “madre”. Por otro lado, las Glicinas plantadas de semilla, tardan hasta 10 años en florecer.

Por otro lado, tenemos otros métodos asexuales (sencillos) para reproducirla; acodo, esqueje e injerto.537462206191273

El acodo es muy fácil de realizar en otoño, y consiste introducir una rama viva (con una pequeña incisión en la parte baja) en una pequeña zanja. Dejando la parte más cercana a la planta madre y la punta, fuera de la tierra y la parte con el corte dentro. Se tendrá la precaución de que no se salga de la tierra. Y a la primavera siguiente tendremos una nueva plantita enraizada.

En cuanto al esqueje, este se realizará en verano, cogiendo una ramita de madera suave. Preferiblemente se dejará 24 horas en agua con una solución hormonal y se implantará en una maceta bajo vidrio (o plástico que mantenga la humedad alrededor de la planta).

Ubicación

La Glicina es una planta muy rústica, así que nos va aguantar bien las heladas. La exposición solar que necesita es de pleno sol o a semisombra (hay quien recomienda un mínimo de 4 horas de insolación diarias).Glicina-Wisteria_floribunda

Una característica de esta planta va a ser su predilección por suelos ácidos, pues sino marcará clorosis férrica (amarilleo de las hojas). Si vivimos en una zona caliza, esto lo podemos solucionar con suelos muy orgánicos (o sustrato de Hortensias), riegos con aguas descarbonatadas y fertilizantes ácidos. Y para la clorosis, si se presentara, utilizaremos quelatos de hierro.

Es importante encontrar un lugar donde la planta pueda desarrollar plenamente las raíces y la parte aérea. Ya que está es muy vigorosa. Se puede cultivar en contenedor, pero los cuidados son mayores y en poco tiempo las raíces se harán con todo el volumen del contenedor. También en contenedor se puede dar algo de raquitismo y pérdida de floración.

Hay que hacer notar que esta planta por sí sola puede llenar un espacio. No es recomendable que esté junto a otras trepadoras pues le restarán vigor y protagonismo.

Riego

Se realizará un riego medio, conservando la humedad del suelo, pero sin que sufra encharcamientos, pues esto facilitaría enfermedades por hongos.

Como he indicado anteriormente, es preferible el riego con aguas no calcáreas. Sino, con el tiempo, alcalinizaríamos el sustrato que rodea a las raíces y es algo que queremos evitar.

Fertilización

3400513503_f1ebbce1bc

Preferiblemente con abonos orgánicos y durante el invierno, pues estos se transforman en materias ácidas que convienen a la planta. Deberemos de prestar especial atención a los abonados nitrogenados, pues darán vigorosidad a la planta pero le restarán floración.

Plagas y Enfermedades

En cuanto a enfermedades, la planta es sensible a algunos hongos, oídios, royas y virosis. Los oídios (manchas como ceniza sobre las hojas) y las royas (puntitos rojizos en las hojas rodeados de necrosis) son fácilmente controlables con los métodos tradicionales. En el caso de virosis (mosaico en forma de manchas o zonas con islotes verdes; más tarde se abarquillan por los bordes) y otras enfermedades como las que forman agallas en el cuello de la planta, hasta el momento no tienen cura y lo que se recomienda es la destrucción y quema de la planta.

Respecto a las plagas, esta bella trepadora es susceptible a pulgones, cochinillas fundamentalmente. Y las trataremos dentro de una estrategia y por los métodos explicados en otros post.

Poda

En cuanto a la poda es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta si queremos que nuestra Glicina luzca magnífica y emita gran cantidad de flores.

Hay que tener en cuenta, como en muchas trepadoras, que es mejor tener una rama principal o guía que haga el recorrido que nosotros queremos, y que de esta salgan ramas secundarias, a que desde principio hayan un montón de ramas, pues lo enmarañan todo y es difícil de mantener.

28-Wisteria-Tunnel

Teniendo en cuenta esta premisa la poda la dividiremos en dos; la de invierno y la de verano.

  • En invierno deberemos de dar forma a la enredadera, quitando las ramas que nos molesten y guiando aquellas que nos  interesen. En cuanto a los brotes de esas ramas, habrán dos tipos. Ramos cortos, llamados brindillas coronadas, llevan en el extremo una yema de flor que dará lugar a una inflorescencia. Se respetan todas. Y ramas largas, de las que sólo las yemas de la base dan flores. Estas últimas las cortaremos todas entre 10 y 30 cm de la base(dependiendo de las yemas que queramos dejar). Si no hiciésemos esto se enmarañaría y no daría tanta flor.
  • En la poda de verano se recortarán las ramas más largas dejándolas de unos 40 cm y quitaremos los ramos florales marchitos. Esto se realizará cada 15 o 20 días preferiblemente si queremos que nuestra Glicina esté espectacular, aunque se puede reducir a 2 veces en todo el verano, dejando a la planta un poco más “silvestre” y descuidada.

Precauciones

Esta elegante y bonita planta nos puede llenar de alegría un jardín siempre y cuando entendamos que tiene sus “inconvenientes” o más bien “incomodidades” como toda planta. Llevaremos precaución al elegir el sitio y el elemento por el que va a trepar, permitiendo poder acompañar siempre su vigorosidad. También tomaremos precauciones si hay niños o animales con sus vainas y semillas. Y por último, tendremos en cuenta que es una planta con mucha floración y de hoja caduca, que puede ser tremendamente bonito excepto para aquellos que no les gustan las hojas en el suelo.

En conclusión, ¿pensáis que nuestra amiga Cris podría tener esta planta en una patio? Animaros a participar, no importa que la respuesta sea la acertada, sino a hacer un poco de reflexión y diálogo.

Más info en:

http://www.eljardinbonito.es/fichas/glicinia-wisteria-sinensis-00.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Wisteria_sinensis

(video) http://www.hogarutil.com/jardineria/fichas/arbustos/201301/wisteria-glicina-18227.html

http://www.consultaplantas.com/index.php/fichas-de-plantas-de-la-s-a-la-z/401-cuidados-de-la-planta-wisteria-glicina.html

http://plantas.facilisimo.com/reportajes/arbustos/una-trepadora-llamada-glicina_183972.html#

Anuncios